Dentro del gran catálogo de embutidos, existe uno de origen español que se condimenta con pimentón y ajo. La chistorra en realidad es muy similar al chorizo, sin embargo, tiene un menor tamaño, menor diámetro y tradicionalmente se manufactura con tripas. Si bien, es un embutido semicurado, también se caracteriza porque requiere poco tiempo para curtirse (unos tres días aproximadamente).

La chistorra se presenta enrollada en sí misma formando una espiral, y su sabor es fuerte pero consistente. Por lo general se elabora con trozos de carne magra de cerdo, de res, panceta y tocino. Se realiza una mezcla con pimentón, ajo y sal, para después meterse en una tripa delgada de cerdo o de oveja. El resultado es sorprendentemente bueno, con un sabor característico. Si bien, es un embutido similar al chorizo, la chistorra tiene un color rojo más fuerte y es mucho más delgado.